domingo, 26 de enero de 2014

Huellas

Esos ojos amor
bien abiertos
se encuentran con un planeta
donde vive un hechicero
que juega con el fuego
y te inquietas.
Miro el mar,
no estás en la tierra,
te hago un velero de estrellas
usando nubes de vela,
y de faro van tus ojos
descubriendo cosas nuevas,
cuerpos luminosos,
galaxias enteras,
y en todos esos detalles,
tu mirada deja huellas.

Ilustración "La noche estrellada" by © Jimmy Liao


8 comentarios:

  1. He descubierto una flor
    en la cima de una montaña.
    No esperaba encontrarla,
    pero ella está allí,
    indiferente,
    en ese paraje tan inhóspito.
    Subiré cada día a verla florecer,
    y llenar mis horas con su aroma.
    Siempre dos presente llevaré:
    Amor y sencillez.

    ResponderEliminar
  2. Oh, soledad, si tengo que compartir contigo un mismo espacio,
    que no sea entre el cúmulo disforme
    de oscuros edificios. Ascendamos los dos por ese monte
    -balcón hacia el paisaje-, desde el que la cañada,
    sus floridas laderas, el cristal desbordante de su río,
    abultan sólo un palmo; permíteme que vea tus vigilias
    entre un dosel de ramas, donde el salto de un ciervo
    asuste a la silvestre abeja en su campánula.
    Pero, aunque alegremente estas escenas yo viva contigo,
    sé que en la dulce charla con una mente pura,
    cutas frases ilustren imágenes de ideas refinadas,
    habrá un placer mayor, y estoy seguro de que debe ser
    la más excelsa gloria que haya para los hombres
    que dos almas gemelas huyan a tu morada.

    John Keats

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seremos amad@s durante un tiempo y despues olvidad@s, pero el amor habrá bastado: todos aquellos
      impulsos de amor retornan al amor que los produjo. Hay una tierra de los vivos y una tierra de los muertos, y el puente es el amor, la única supervivencia, el único significado.

      Trornton Wilder

      Eliminar
  3. Hay hombres y mujeres
    en pie,
    como la lluvia.

    Llueven amor, derraman
    sin límites la vida
    sobre sus semejantes.

    Cuando se encuentran lejos
    quisiéramos tener un corazón
    de más largas raíces.

    Ignoran su belleza
    como quien pisa hojas
    sin sentir su quejido.
    Son la luz del mundo
    sin saberlo.

    Juan Antonio Bernier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El destino, al igual que todo lo humano, no se manifiesta en abstracto sino que se encarna en alguna circunstancia, en un pequeño lugar, en una carta amada, o en un nacimiento pobrísimo en los confines de un imperio. Ni el amor, ni los encuentros verdaderos, ni siquiera los profundos desencuentros, son obra de las casualidades, sino que están misteriosamente reservados. Cuántas veces en la vida me ha sorprendido cómo, entre las multitudes de personas que existen en el mundo, nos cruzamos aquellas que, de alguna manera, poseen las tablas de nuestro destino, como si hubiéramos pertenecido a una misma organización secreta, o a los capítulos de un mismo libro!.

      Nunca supe si se los reconoce porque ya se los buscaba, o se los busca porque ya bordeaban los aledaños de nuestro destino.

      Ernesto Sábato. La Resistencia: primera carta - lo pequeño y lo grande.

      Eliminar
  4. Hasta que uno no se compromete, está la duda, la posibilidad de retroceder, siempre sin provecho. Por lo que se refiere a todos los actos de iniciativa y de creación, hay una verdad elemental cuya ignorancia mata un sinnúmero de ideas y de planes espléndidos: en el momento en que uno se compromete de veras, no como acto impulsivo, la Providencia también actúa.
    Para ayudar a uno, ocurren todo tipo de cosas que, sin decisión, no ocurrirían jamás. Toda una corriente de acontecimientos se desprenden de la decisión, provocando a favor de uno todo tipo de incidentes imprevistos, encuentros y ayuda material que nunca nadie hubiera soñado que sucedieran. Cualquier cosa que puedas soñar, que puedas hacer, empieza a hacerla. El atrevimiento conlleva genio, poder y magia.

    W. Goethe

    ¿Qué supone todo aquello que los hombres han hecho y han pensado durante milenios ante un momento de amor?
    Esto es lo más logrado y lo más cercano a lo divino que hay en la naturaleza. A ese momento llevan todos los escalones que vamos subiendo desde el momento en que cruzamos el umbral de la vida. De él venimos y a él vamos.

    F. Hölderlin

    Te llevo en el corazón ♥

    ResponderEliminar

La verdad